"La gente cree que soy una persona bastante extraña. Eso es incorrecto. Tengo el corazón de un niño pequeño. Está en un frasco de vidrio sobre mi escritorio" . Stephen King.

sábado, 10 de octubre de 2009

Stephen (III)

Abrió los ojos, y tuvo la sensación de que millones de pequeños alfileres se clavaban en sus retinas. Poco a poco fue adaptándose a la nueva iluminación. Se hallaba en una especie de cueva, pero su tamaño era mayor a cualquier construcción que hubiese conocido jamás.

Desde una alta suerte de bóveda, entraba la luz del sol a través de decenas de agujeros circulares realizados con diferentes inclinaciones. Los haces de luz se proyectaban directos al suelo, como los cañones de iluminación de un grandioso teatro.

Él sin embargo se hallaba tendido en un lateral oscuro, tan oscuro que apenas podía ver sus propias manos delante de su cara. Pudo calcular que la cornisa en la que se encontraba estaba a 4 ó 5 metros del suelo en donde los cañones de luz natural, iluminaban a cientos de personas que caminaban con paso apurado y que desaparecían de su vista en cuanto abandonaban el nítido perímetro iluminado, unos segundos más tarde, aparecían de nuevo en el siguiente círculo de luz. Si no fuese por el dolor, si no fuese por el temor, la escena, incluso le podría resultar algo cómica.

En el borde de la cornisa en la cual se hallaba, pudo ver las siluetas de dos personas, un hombre y una mujer. A sus oídos llegaban palabras sueltas, pocas… pero indudablemente delataban una fuerte discusión, sobre todo las del varón. Tras unos segundos, el hombre avanzó unos pasos hacia el borde de la cornisa y desapareció en la oscuridad, ¿pero hacía donde?

La mujer se giró y avanzó hacia él. Stephen sintió miedo, intentó quedarse completamente inmóvil y cerró los ojos…

Ella se tumbó a su lado y lo abrazó, él se dejó hacer, se sentía débil y necesitaba calor humano. De nuevo una pequeña punzada, de nuevo un pequeño dolor, de nuevo un embriagante alivio. Cerró los ojos y se durmió…

Título: Stephen III \ Género: Ficción \ Autor: El Susurrador \ Imagen: Internet

14 comentarios:

Noelia dijo...

OH, HO, cada vez que abre los ojos una nueva escena, oye se puso muy interesante, qué lugar es ese? y la chica? menos mal que parece querer cuidarlo, y toda esa gente como de otra dimensión. Muy buena!!!!

A ver que sigue!!! no tardes.

Saludos

Noe

PD Me parece que en la parte que dice mayo contrucción te falta la "r" mayor es la palabra creo. A mí me pasa a veces se me escapan cosas con el apuro.

EURICE dijo...

A ver si lo he captado, ¿se precipitó el de la cornisa?...estamos hablando de suicidas agazapados en espera de la decisión final?.
Extraordinario relato.
Un saludo

Voivoda Vlad dijo...

Este tipo de relatos que te escribes por aquí cautivan a más no poder. Muy bien traídos, Susurrador.

Un saludo.

la inkilin@ dijo...

Susurros..y a media noche

Un café???

tengo un truco para tu Mixpod...

laquesuscribe dijo...

Y los sueños, sueños son...

Me gustó muchísimo el segundo. La escena se recreaba mentalmente de un modo muy nítido.

Un beso, Señor de los Surrurros

PD- Por cierto, este corto tiene que ver con tu nick y en cierto modo con el aire que le imprimes a tus relatos

El Susurrador dijo...

R - Noelia

Gracias por tu comentario y por tu observación (corregido), ya ves que la continuación se retrasa más de lo que incluso yo deseo, pero espero seguir ¡ya!

Un abrazo.

El Susurrador dijo...

R - Eurice

Hola, bienvenida, gracias por hacerte seguidora de este blog creado sobre los sueños de un susurrador nocturno.

espero que disfrutes con estos relatos al menos tanto como yo creándolos.

Un abrazo.

El Susurrador dijo...

R - Voivoda Vlad

Bienvenido Sir.
Tu personaje bien podría ser el señor oscuro de este post ¿no crees?

Espero visitarte a menudo.
Un saludo.

El Susurrador dijo...

R - la inkilin@

Y tercera bienvenida en un mismo post. Me alegra ver como aumenta el circulo.

Amiga inkilin@, hace tiempo que te visitaba en el ático y ahora en tu nueva casa, por lo que ese café me sabe a gloria. Gracias.

Un beso.

PD. Tomo nota del truco y lo pondré en funcionamiento en breve. De nuevo Gracias.

El Susurrador dijo...

R - Laquesuscribe

Hola amiga, me agrada que te guste este post, pero me veo comprometido por dos motivos, primero lo inicie sin darme cuenta de que si me dejo ir, el blog se podría convertir en un blog monotemático con una sola historia. con lo cual tengo que tratar de resumir mucho todo lo que quería contar.

segundo, la falta de tiempo me está obligando a retrasar la continuación mucho más de lo que quiero.

El corto es suspense en estado puro, la verdad está muy bien hecho para ser amateur. gracias por dármelo a conocer.

Un beso.

EURICE dijo...

Gracias por adentrarte en mi oscuro desván, allí han quedado impresas las huellas "in eternum" que me llevan hasta el Sususrrador de medianoche...he releido de nuevo el relato, esta noche cuando la ciudad duerma volveré a seguir leyendo todos los demás.
Un saludo desde la cornisa ;)

Voivoda Vlad dijo...

Vengo a darte las gracias por el seguimiento a Drácula, Susurrador. Te correspondo en el seguimiento, en justicia.

Un saludo de Urko-Voivoda Vlad.

El Susurrador dijo...

R - Eurice

Era de justicia que te visitase, pero problemas de tiempo me han llevado a ser así de descuidado. no te preocupes, lee con calma y luego me cuentas.

Un abrazo.

El Susurrador dijo...

R - Voivoda Vlad

Entre nosotros no hay obligaciones, bastante tienes con tener que ocultarte durante el día, pero eso sí, ahora que tenemos las noches más largas y camparas a tus anchas.

Un saludo.